OPAU ¿Vas a compartir el pago del alquiler? OPAU te damos unos consejos que te pueden ayudar

Publicado por admin | Publicado en Consejos de OPAU, Consejos Opau para alquilar una vivienda, OPAU alquilar fácil | Publicado el 23-05-2016

Etiquetas: , , , , , ,

16

Compartir el pago del alquiler  es una opción cada vez más extendida entre estudiantes y jóvenes profesionales de las grandes ciudades. Esto puede llevar a malentendidos y posibles problemas de convivencia que se podrían evitar.

OPAU compartir alquiler

Conviene llegar a un acuerdo entre los distintos inquilinos de la vivienda y también entre éstos y el arrendador, con el que convendrá reforzar la responsabilidad de todos exigiendo un contrato solidario.

Hay que subrayar que en Derecho de responsabilidad solidaria significa que el acreedor puede reclamar a cada uno la totalidad de la deuda de la que responden solidariamente, como en este caso puede ser el alquiler.

Entre los inquilinos convendrá “dejar la puerta abierta” para que cada uno pueda marcharse cuando le convenga. Esto significa que el contrato debe contener un procedimiento ágil y eficaz para que el inquilino que lo desee pueda dar por terminado su contrato en cualquier momento, sin coste añadido.

– Si el contrato es para vivienda habitual, teniendo en cuenta que cada inquilino puede ejercer su facultad de desistir a los seis meses, el casero debe asegurarse de que todos y cada uno de los inquilinos tiene la solvencia, propia o avalada, para sufragar la totalidad de los gastos de ese alquiler.

El procedimiento para ello será exigir un aval, bancario o de persona de reconocida solvencia, que cubra a todos los inquilinos y que tenga la misma duración que el contrato y sus posibles prórrogas.

– Si el contrato es para vivienda temporal, bastará con que se asegure la solvencia de uno de los inquilinos.

¿Qué hacer si… ?

Uno de los inquilinos abandona la vivienda: es conveniente que se documente mediante un finiquito de contrato en el que firmen tanto el casero como los inquilinos que permanecen en la vivienda, como el que se marcha.

Llega un nuevo inquilino: para añadirlo al contrato habrá que redactar un anexo al contrato para incorporar al nuevo compañero, que también debe ser firmado por el nuevo inquilino, por el casero y por los inquilinos que habitan esa vivienda.

Frente al casero, la responsabilidad es solidaria, lo que significa que el casero puede exigir a cada inquilino la totalidad del alquiler y de cualquier otra responsabilidad económica, desperfectos, roturas etc.