¿Pensando en irte a vivir de alquiler? OPAU te contamos cuáles son las ayudas de las que te podrás beneficiar

Publicado por admin | Publicado en Consejos Opau para alquilar una vivienda, Noticias alquiler | Publicado el 13-01-2018

Etiquetas: , , ,

0

Si vives de alquiler o piensas hacerlo próximamente, te interesa conocer cuáles son las ayudas a las que te podrás acoger a partir de este año 2018. Te lo contamos:

ayudas alquiler 2018

 

El plan Estatal de vivienda 2018-2021 que presentó el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, contempla que el Estado y las autonomías asuman el pago de entre 150 y 400 euros de alquiler a personas desahuciadas o colectivos vulnerables, con una aportación del 80% del ministerio y del 20% de las administraciones autonómicas.

Con un claro enfoque social, el plazo de estas ayudas será de dos años, prorrogables a otros dos más, si así lo determinan los criterios de los servicios sociales de la comunidad autónoma o del ayuntamiento.

Otra de las novedades del plan es el incremento de 600 a 900 euros (en casos justificados) del importe máximo de las ayudas para alquileres o la introducción de mecanismos que faciliten la concesión de préstamos por las entidades financieras a la rehabilitación, regeneración y renovación urbana o rural, entre otras medidas.

Las personas que se podrán beneficiar del programa de ayuda al alquiler de vivienda serán aquellas con ingresos inferiores a 3 IPREM (532,51 euros mensuales en 14 pagas). El importe máximo será del 40% de la renta de alquiler, con lo que se suprime el límite de 2.400 euros al año del plan 2013-2016, además de que se incrementa el plazo de la ayuda hasta 3 años, en tanto que en el caso de los jóvenes llegará hasta el 50% del alquiler mensual.

También hay dos programas previstos que contemplan ayudas a personas mayores, tanto de carácter directo como otras a la promoción de edificios y complejos residenciales que cuentan con instalaciones comunes adecuadas para gente mayor de 65 años.

Se espera que España pueda acercarse a la media europea del 30% de la población que reside en viviendas alquiladas frente al 21,8% y, para ello, se amplía el objeto de ayudas al sector privado, cuando en el anterior plan sólo se admitían actuaciones para viviendas de titularidad pública.

También se incrementa el importe de estas ayudas hasta un máximo de 350 euros por metro cuadrado útil y el límite de ingresos de los inquilinos (hasta 4,5 IPREM) y el precio máximo del alquiler (hasta 7 euros al mes por metros cuadrado) respecto al anterior plan. El plan incluye, además, ayudas para obras de mejora de la eficiencia energética y de la accesibilidad, así como para obras de conservación en edificios residenciales y, por primera vez, también en unifamiliares.

A la hora de actualizar la renta del alquiler: ¿Qué índices se pueden aplicar?

Publicado por admin | Publicado en Consejos de OPAU | Publicado el 26-04-2017

Etiquetas: , , , ,

26

Aumento precio alquiler

Desde abril de 2015, fecha de la última modificación legal, la normativa en materia de actualización de alquileres entre propietario e inquilino permite libertad a la hora de pactar el índice por el que van a revisar el precio anual del alquiler. Su puesta en vigor afecta a todos los contratos celebrados a partir de la fecha, y no tiene carácter retroactivo.

Esto permite que desde 2015 pueda estipularse la variación del alquiler de la forma que acuerden el casero y los inquilinos y, de no existir este pacto en la manera de proceder, ya sea por olvido o por no querer aplicar ninguna actualización, permanecerá sin fijarse durante toda la vida del contrato sin poder modificarse.

Esto quiere decir que, aunque la revisión de la renta es anual, ésta no se puede actualizar si no se pacta de forma explícita entre arrendador y arrendatario, situación que puede favorecer a una u otra parte, según la situación económica en el momento de la revisión: cuando se produzcan incrementos de precios, será el inquilino el beneficiado por no haber incluido cláusula de revisión; sin embargo, si hay reducciones en el nivel general de precios, el favorecido será el arrendador.

En caso de incluir esta revisión anual en el contrato de arrendamiento, a la hora de firmarlo, arrendador y arrendatario pueden acordar el índice se tomará como referencia para la actualización del precio del alquiler, ya sea el IPC, Euribor, PIB o un acuerdo tácito entre las partes que establezca una actualización anual sobre un porcentaje fijo.

De no especificarse en el contrato sobre qué valor se actualizará la renta, entonces se aplicará por defecto el Índice de Garantía de la Competitividad (IGC). Un dato corregido del Índice de Precios al Consumo (IPC) armonizado de la Eurozona.

Aunque este indicador sigue siendo desconocido entre propietarios y arrendadores después de más de dos años desde la actualización de la Ley, es importante conocerlo, pues de él puede depender el aumento de las mensualidades de alquiler.

Este índice tiene un techo y un suelo: no puede bajar del 0% ni sobrepasar el 2%, para asegurar la competitividad de la economía a medio plazo. Así, si el índice da un resultado inferior a 0, la renta del alquiler no se actualiza; pero si es positivo, la revalorización no puede superar la estimación de inflación a medio plazo que estima el Banco Central Europeo (BCE). La ventaja de este índice es su estabilidad y su desventaja, que se publica con dos meses de retraso.

¿Alquiler con opción a compra? Te lo explicamos

Publicado por admin | Publicado en Consejos de OPAU, OPAU alquilar fácil, Ventajas de alquilar una vivienda | Publicado el 17-04-2017

Etiquetas: , , ,

27

Consejos de OPAU al visitar una vivienda de alquiler

El alquiler con opción a compra es una alternativa factible para arrendatarios e inquilinos en el momento económico actual. La dificultad para acceder al crédito y la inestabilidad laboral, llevan a que muchas personas que inicialmente preferirían tener un piso en propiedad, acaben viviendo de alquiler. Por otra parte, los propietarios consiguen alquilar sus pisos con más facilidad que venderlos, debido a esta misma coyuntura.

El alquiler con derecho a compra puede ser una solución transitoria y segura para ambos: para el arrendatario, porque puede vivir de alquiler mientras invierte en una posible compra y para el arrendador, que tendrá durante este período su vivienda alquilada.

Te explicamos en qué consiste:



Se trata de un doble contrato, que incluye dos subcontratos, uno de arrendamiento y otro de compraventa. De esta forma, el inquilino puede vivir arrendado durante un tiempo estipulado y pasado este período, tendrá opción a compra por un precio acordado. De este coste, es posible pactar con el propietario, el descuento total o parcial de las mensualidades de alquiler abonadas hasta el momento.

El alquiler con opción de compra es un contrato atípico, no contemplado por la Ley y que no aparece expresamente regulado en el Código Civil, aunque esté aceptado y reconocido en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Para que sea vigente, es obligatorio que, al menos, aparezcan estipuladas en él dos condiciones esenciales de la compraventa: el objeto del contrato y el precio.

Esto implica estipular que, tras los años pactados para el alquiler, se cede al inquilino la opción a compra de la vivienda y el precio de venta acordado para esta operación. Asimismo, se debe indicar en el contrato, el coste de las cuotas de alquiler y el porcentaje a descontar de las mismas, en caso de que se efectúe la compraventa.

Este pacto no tiene por qué suponer para el inquilino un coste de alquiler más elevado que el que tendría con un contrato de arrendamiento al uso. Sin embargo, el futuro propietario sí deberá abonar una prima por la opción a compra (cuya cantidad deberá aparecer en el contrato), lo que representa un coste más elevado al de una fianza de alquiler y por tanto, un mayor desembolso de inicial.

Se debe tener en cuenta además, que esta prima al contrario de lo que ocurre con la fianza, no es reembolsable si finalmente el inquilino no se decide por la compra del inmueble. Por este motivo, es muy importante asegurarse de que, llegado el momento, se va a poder pagar el precio de compra u optar a un crédito.

El Gobierno eleva a 900 euros el tope de renta mensual para optar a las ayudas de alquiler

Publicado por admin | Publicado en Noticias alquiler, OPAU alquilar fácil | Publicado el 11-04-2017

Etiquetas: , , , , ,

31

OPAU ayudas al alquiler

El Gobierno ha dado a conocer en Barcelona, una de las ciudades más perjudicadas en la actualidad por la nueva burbuja inmobiliaria que afecta a los alquileres, las medidas de su nuevo Plan de Vivienda.

El pasado 6 de abril, el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado en rueda de prensa junto a Ada Colau, que el Gobierno prepara un Plan de Vivienda para el periodo 2018-2021 cuya aprobación está prevista para el final de este año.

Si bien ha descartado modificar la Ley de Alquileres Urbanos para limitar el precio de los alquileres (cuestión suscita por la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau para evitar la subida especulativa en las rentas de los alquileres – que en Barcelona ya se sitúan por encima de los 1.000 euros mensuales de media-), entre las novedades de este borrador, destaca la previsión de elevar desde los 600 euros actuales a los 900 el tope de renta mensual que pagan las personas que pueden optar a ayudas para pagar la vivienda.

Este plan, que tiene prevista su entrada en vigor a partir del mes de enero de 2018, incluye además “cuestiones que han solicitado algunas comunidades autónomas” en materia de desahucios, que cubra el 100% del alquiler y que evite un hueco temporal entre el momento en que la persona debe abandonar la vivienda y cuando recibe una alternativa habitacional.

También se prevé incluir una nueva línea de ayudas para fomentar rehabilitaciones, incrementando hasta el 75% las ayudas para hacer obras en caso de propietarios que cobren menos de tres veces el IPREM (Indicador público de renta, situado en 532 euros).

El ministro ha destacado que harán llegar este borrador a autonomías y a ayuntamientos para que puedan hacer propuestas y una revisión del documento, con el objetivo de que se apruebe antes de terminar el año y que entre en vigor en enero de 2018, hasta 2021.

OPAU. Ya puedes pagar tu alquiler haciendo reformas

Publicado por admin | Publicado en Noticias alquiler, OPAU alquilar fácil | Publicado el 18-03-2017

Etiquetas: , , , , ,

33

Paga tu alquiler haciendo reformas

Pagar el alquiler o una parte del mismo haciendo reformas en la vivienda ya es posible en España y así lo recoge la ley. En su artículo 17, la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler –modificadora de la Ley de Arrendamientos Urbanos en 2013– indica que el propietario puede sustituir total o parcialmente el pago de la renta a cambio del compromiso del inquilino de reformar o rehabilitar la vivienda alquilada.

El inquilino que paga con obras tiene los mismos derechos que cualquier otro, como la duración mínima de tres años del contrato o la posibilidad de terminar el mismo a partir del sexto mes.

Pero la rehabilitación por renta no es un derecho del inquilino, sino un acuerdo. El acuerdo se realiza mediante la firma de un contrato en el que se especifican todas la condiciones. Por ejemplo, si el alquiler del piso se pacta en 400 euros y el inquilino se compromete a realizar obras por valor de 4.000 euros, éste estará 10 meses sin pagar la renta, ya que ya lo habrá hecho con el valor de la reforma. El valor de las obras puede ser tan significativo que el inquilino no llegue a abonar ninguna renta. Otra opción es que ambas partes pacten una renta mixta. Es decir, mitad pago con obras y mitad pago con dinero.

Que casero e inquilino pacten esta fórmula es una buena idea para dar salida a las viviendas degradadas, antiguas, que no cumplen las condiciones de habitabilidad y que de otra forma estarían vacías. Esto permitiría incrementar el parque de inmuebles en buen estado en España y, de paso, su valor.

Con esta fórmula, tanto propietario como inquilino se pueden ver beneficiados.

El inquilino pone el dinero para la reforma que se descuenta de las futuras rentas, y aquellos inquilinos que no dispusieran de unos ingresos estables pero, en cambio, tuvieran habilidad para realizar trabajos como albañilería o fontanería podrían ahorrarse ese dinero y además adecuar la casa a sus necesidades.

Por otra parte, el arrendador obtiene una casa en mejores condiciones de conservación, lo que facilita futuros alquileres o la venta de la misma.