OPAU te damos unas buenas ideas para ahorrar en tu factura de agua

Publicado por admin | Publicado en Consejos de OPAU | Publicado el 09-12-2017

Etiquetas: , , , ,

0

Además de ahorrar en la factura mensual de agua, un menor gasto contribuye a conservar el recurso natural. Puede parecer una cantidad pequeña ¡pero imagínate si las ideas que te contamos a continuación las siguiesen millones de personas!

El consumo medio de agua en España en 2012 se situaba en 137 litros por hogar y día. Parece una barbaridad pero si vemos los datos habituales de consumo en un hogar a continuación verás que tiene sentido:

  • Un baño: Entre 150 y 300 litros

  • Ducha: 50-100 litros

  • Cisterna: 10 litros

  • Lavar los platos a mano: 23 litros

  • Un lavavajillas: Entre 20 y 40 litros

  • Una lavadora: Entre 40 y 80 litros de agua

  • Descongelar un alimento bajo el grifo: Entre 15 y 25 litros

  • Mantener el grifo abierto durante un minuto y medio, durante el lavado de dientes, puede gastar más de 18 litros.

  • Lavado de coche con manguera: Entre 200 y 500 litros

Un simple vistazo a esos números nos puede dar muchas ideas sobre dónde podemos disminuir nuestro gasto y así mejorar nuestro consumo responsable de agua.

Vivas o no de alquiler, aquí van algunas propuestas que te van a ayudar:

1. Cerrar el grifo cuando no hace falta agua.

¡Qué tontería! Pero ¿a que es verdad que nos pasa? Y puede que muy a menudo. Basta estar un poco atento para cerrarlo cuando ya no se necesita.

2. Ducharse en lugar de bañarse.

Vale que no es lo mismo pero el ahorro en el consumo es indudable, como veíamos en los datos de arriba. Tomar una ducha diaria en vez de un baño puede suponer fácilmente un ahorro de 3.000 litros al mes.

3. Reciclar el agua.

Por ejemplo: puedes aprovechar el agua de la ducha para la cisterna. Basta que coloques un recipiente cuando te duches y luego llenar la cisterna con ese agua. También puedes usarla para regar.

4. Usar menos agua en la cisterna.

Para eso puedes poner una o dos botellas de agua vacías dentro de la cisterna, de modo que se llenará con menos agua y gastarás menos en cada uso. Existen también sistemas que te permiten elegir entre usar la cisterna entera o sólo parte.

5. Uso eficiente de agua en tus electrodomésticos.

Aunque un lavavajillas consume agua, ahorrarás respecto a lavar a mano. Pero para ahorrar trata de llenarlo bien.

También existen electrodomésticos eficientes, que consumen menos agua y electricidad.

Otro aparato clave es la lavadora, que puede representar un 20% del consumo de la casa.

6. Usar reductores de caudal y aireadores.

Reductores de caudal por ejemplo en la ducha o en los lavabos. Impiden que el consumo exceda un límite determinado.

Los aireadores se colocan en las salidas de los grifos. Añaden aire al chorro, disminuyendo el consumo de agua, hasta en un 40%.

7. Water Pebble.

Se trata de un dispositivo que te indica el agua que estás consumiendo en la ducha. Se pone en verde mientras no llegas al límite, se pone en amarillo para avisarte de que estás llegando y en rojo cuando te pasas. Te ayuda a ahorrar guardando la información del agua que vas consumiendo.

8. Fugas: arreglarlas cuanto antes.

Estamos hablando de unos 40 litros de agua al día si tenemos un grifo que gotea.

9. Mejor plantas locales en tu jardín.

Consumen en general menos agua.

Y riega cuando hace menos sol, para evitar que se pierda por la evaporación.

 

 

OPAU te damos unos consejos para ahorrar en la factura de la luz

Publicado por admin | Publicado en Consejos de OPAU | Publicado el 21-01-2017

Etiquetas: , , , , ,

32

En estaciones como el invierno, y más cuando estamos atravesando una ola de frío polar, el consumo de energía y los precios se disparan.

Para evitar pagar grandes facturas lo mejor es ser eficiente  e intentar ahorrar en el gasto.

Antes que nada, hay que tener en cuenta que es posible que la potencia contratada con la compañía eléctrica no sea la que precisamos o que tengamos contratados servicios que no se necesitan. Si se desconfía, lo mejor es consultarlo con la empresa y renegociar los términos del contrato.

En cualquier caso, desde OPAU queremos compartir unos consejos que permitirán reducir el precio de la factura que nos llegue a casa:

OPAU consejos factura luz

 

CALEFACCIÓN

Desde el Ministerio de Energía se recomienda “utilizar ropa de abrigo para estar en casa”, “bajar las persianas por las noches para que no se fugue el calor” y correr las cortinas “para evitar el frío desde los cristales”.

En primer lugar, hay que aislar la casa para evitar las fugas de aire que haya en ventanas, puertas e incluso alrededor de extractores o conductos de ventilación y revisar de forma habitual tanto marcos como vidrios o conductos.

Se debe intentar contar con un equipo con etiqueta energética A y hacer un mantenimiento continuado de la instalación: que no pierda fluidos y que el filtro esté limpio. Para radiadores, se pueden utilizar válvulas termostáticas para regular la temperatura. No es poca cosa: subir un grado la temperatura incrementa el gasto en un 7% y una temperatura entre 20º y 22º suele ser suficiente. También se consiguen notables ahorros en calefacción al bajar 5º la temperatura del termostato al ausentarse horas de la vivienda y bajando 3º o 4º la temperatura del termostato durante la noche.

No se deben cubrir los radiadores ni poner objetos al lado porque se dificulta la adecuada difusión del calor. Y hay que tener en cuenta que cada zona de nuestra vivienda necesita una temperatura de calefacción y es importante ajustarla.

 

ILUMINACIÓN

Se recomienda aprovechar la luz natural siempre que sea posible y utilizar también colores claros en paredes y techos para aprovechar mejor la iluminación natural y reducir la artificial.

El uso de bombillas de bajo consumo y led respecto a las ya retiradas del mercado bombillas halógenas supone un ahorro del 80% y duran hasta ocho veces más. Además, no se deben apagar y encender fluorescentes con frecuencia o dejar la luz encendida en zonas de la casa que no se usen. La luz representa el 20% del gasto en energía de la mayoría de los hogares, por lo que esta pequeña acción se traducirá en un ahorro real en el transcurso de un año.

 

EVITAR EL VAMPIRO ELÉCTRICO

En estos momentos, una parte de los electrodomésticos o dispositivos de tu hogar está esperando a que le des órdenes y, por supuesto, consumiendo energía: están en stand-by, un modo que puede consumir en determinados aparatos eléctricos más luz que cuando están encendidos. De hecho, supone 1 de cada 10 euros del consumo eléctrico en el hogar.

Los electrodomésticos o dispositivos electrónicos que más gastan cuando están en stand by, según OCU, son las teles, los descodificadores de televisión, las consolas de videojuegos, las cadenas de música, las impresoras o los routers.

Y en plena era móvil, el cargador consume si está enchufado a la corriente aunque no tenga un terminal conectado. En el caso de que el móvil completara su carga y siguiera conectado a la red eléctrica, como suele ocurrir cuando lo dejamos conectado a la corriente por la noche, el cargador multiplica por diez su consumo aunque en la factura de final anual no llegaría a alcanzar 1 euro.

Otra cuestión es la vida útil del móvil y de los componentes del cargador, cuánto más tiempo esté conectado, más posibilidades tiene de estropearse porque sus componentes internos se sobrecalentarán.

¿Cómo evitar el stand-by?

Desenchufar el aparato electrónico: es el conocido y mencionado off que recoge el Reglamento Europeo, es decir, apagar de forma ‘manual’. Este método es muy recomendado para cuando se va a estar fuera de casa varios días.

Utilizar regletas con interruptores: Además de las tradicionales, también existen regletas llamadas automáticas o eliminadoras de stand-by que poseen un sistema que detectan el dispositivo encendido y cuando se apaga la regleta deja de enviar de forma automática energía a los periféricos. Por ejemplo, si está conectada a un ordenador, al apagarlo se desconecta los altavoces, la impresora, etc.